GRAN CANARIA - Ruta Sur Oeste.

El sur de Gran Canaria se resume en tres palabras: sol, playas y ocio. El atractivo turístico de la Dunas de Maspalomas, de kilómetros de playas de arena rubia, la práctica de una gran variedad de deportes náuticos, por toda la costa de Mogán, y un clima suave y estable los 365 días del año, han favorecido que Gran Canaria sea el lugar elegido por miles de turistas para descansar mientras se broncean.

Dunas de Maspalomas Además, esta ruta le da la opción al visitante de realizar un recorrido por el interior de la Isla, donde las tradiciones y el turismo rural cobran un papel importante del recorrido. Si se inicia la ruta desde Las Palmas de Gran Canaria se tomará la Avenida Marítima para enlazar con la GC-1, una vía rápida que permitirá al visitante trasladarse a los municipios de Santa Lucía, San Bartolomé de Tirajana, Mogán y La Aldea de San Nicolás. Sigue recorriendo la ruta: Santa Lucía I San Bartolomé de Tirajana I Mogán I La Aldea de San Nicolás.

Santa Lucía

La Villa de Santa Lucía se sitúa a 51 kilómetros de distancia de la capital de la Isla, con una altitud de 680 metros sobre el nivel del mar.

La Iglesia de Santa Lucía,  es un edificio histórico artístico ubicado en la zona alta del municipio. Destaca en su estructura la fachada, bellamente empedrada de canto labrado que junto con la blancura y morfología de su cúpula la hacen inconfundible. Destaca un crucificado de 50 cm., obra del imaginero grancanario Luján Pérez, realizado totalmente en madera. Muy cerca, se localiza el  Museo de la Fortaleza El Hao, de gran interés arqueológico, donde se exhiben restos hallados en los yacimientos arqueológicos de la zona. En los alrededores de este museo se extiende un bonito jardín en el que se puede apreciar la existencia de flora autóctona y árboles frutales de diferentes latitudes.

La Villa de Santa Lucía es un municipio con gran actividad comercial, favorecido por el crecimiento de su población. Así, la zona de Vecindario es uno de los referentes comerciales más importantes de la Isla.

Una gran parte del municipio linda con el mar. Sin embargo, en toda su costa sólo dispone de una única playa que está considerada como inmejorable para la práctica del windsurfing, Pozo Izquierdo; elegida como uno de los puntos principales de celebración del campeonato mundial de windsurfing, de forma anual, donde además se enclava el Centro Internacional de Windsurfing.

En la costa sureste se sitúan los tres núcleos urbanos más importantes del municipio de Santa Lucía, por su gran desarrollo comercial e industrial: Vecindario, (donde tiene lugar cada miércoles su mercadillo popular) Sardina del Sur y El Doctoral.

En la zona interior prevalece un entorno agrícola que conforma un gran oasis en el centro de las escarpadas laderas de la Caldera de las Tirajanas, compuesta por varios núcleos rurales, El Ingenio de Santa Lucía y la Sorrueda, con hermosos palmerales, una enorme presa de agua, zonas de cultivo y magníficos miradores como el Guriete, el Ingenio y la Sorrueda.

Si se opta por una visita al interior del municipio de Santa Lucía es recomendable hacer una parada en la Fortaleza  de Ansite, una gran estructura volcánica en la que se localizan numerosas cuevas de habitación y enterramiento, donde se ha hallado una gran cantidad de material arqueológico que data del periodo prehispánico en Gran Canaria. Según la leyenda, este lugar fue uno de los últimos lugares de los pobladores prehispánicos, los Canarios. El 29 de abril de 1483 se produjo la conquista de Ansite.

San Bartolomé de Tirajana

San Bartolomé de Tirajana se sitúa a 54 kilómetros de distancia de la capital, Las Palmas de Gran Canaria. Es el municipio más extenso de la isla. Sus paisajes de montaña se alternan con profundos barrancos, y se despliegan hasta las hermosas playas de su litoral costero.

El municipio de San Bartolomé de Tirajana combina el turismo de playa con el de montaña. Desde la costa a la parte más alta de San Bartolomé hay 40 kilómetros. En el casco antiguo del pueblo, conocido como Tunte, se alza la Iglesia de San Bartolomé de Tirajana, consagrada en 1922. Esta Iglesia se estructura mediante una planta basilical que se divide en tres naves. Destaca el Retablo Mayor, una obra realizada en 1922 por el maestro Lino Feo Ramos. El nicho central del Retablo es ocupado por la efigie de San Bartolomé, adquirida entre 1783 y 1787.

Pero el interés turístico del municipio se centra, principalmente, en la costa, concretamente en la zona de Maspalomas en la que se localizan las Dunas móviles, el Palmeral y la Charca de Maspalomas, catalogadas como Reserva Natural Especial desde 1994, un conjunto de singular valor geomorfológico, paisajístico, botánico y faunístico, único en el Archipiélago Canario.

El campo de dunas, una gran masa de arena dorada que se distribuye en formas irregulares, ocupa una superficie de 4 kilómetros cuadrados y es la antesala de una playa que se extiende a lo largo de 5,6 kilómetros de longitud; esta playa recibe el nombre de Playa del Inglés y Maspalomas.

También en la costa, y al inicio de la Playa de Maspalomas, en el vértice oeste, se sitúa el Faro de Maspalomas. El proyecto de esta obra se debe a Juan León y Castillo, y su altura es de 60 metros.

Las principales urbanizaciones turísticas que se despliegan en el litoral de San Bartolomé de Tirajana integran centenares de establecimientos hoteleros, con una interesante y amplísima oferta de centros de Spa & Wellness, que se combinan con amplias extensiones de centros comerciales, un gran centro de congresos y convenciones multifuncional de 14.000 metros cuadrados, dos campos de golf  zonas de ocio y parques temáticos abiertos los 365 días del año. Tanto las urbanizaciones de San Agustín, Playa del Inglés, Maspalomas como Meloneras ofrecen al visitante animados paseos marítimos desde donde pueden divisarse extraordinarios paisajes combinados con hermosas puestas de sol. Y para complementar este recorrido, el visitante puede visitar el yacimiento arqueológico de Punta Mujeres, una joya arquitectónica de mil años de antigüedad relacionada con la arquitectura doméstica de los antiguos pobladores de la isla, los canarios.

La zona de medianía y cumbre acoge paisajes de gran relieve, impresionantes barrancos como los de Tirajana  y Arguineguín, que definen el término municipal por este y oeste. También no dejaran al visitante indiferente los barrancos de Fataga, Los Vicentes, La Data, o el Barranco de Chamoriscan, que desembocan en Maspalomas.

La capital del municipio se denomina “Tunte”, topónimo que se remonta al asentamiento de un poblado aborigen con el mismo nombre y, lugar en el que se ubican, tras la conquista, diversos pobladores de origen hispánico.

Tunte se encuentra a los pies de los Morros del Pinar y junto al cauce del barranco de Tirajana, a 890 m. de altitud. Su privilegiada posición en pleno centro de la Caldera de Tirajana le ha valido de ser encrucijada principal de las comunicaciones entre el norte y sur de Gran Canaria. Presume, justificadamente, de ser lugar ideal para la práctica del senderismo. En su casco urbano se mezclan diversos estilos arquitectónicos justificados por el paso de la historia. Uno de los edificios más emblemáticos y tradicionales de su casco urbano es la Iglesia de San Bartolomé.

Mogán

Mogán es otro de los municipios turísticos que más visitas recibe. Se encuentra situado a 93 kilómetros de distancia de la capital, Las Palmas de Gran Canaria. Su superficie es de 172,44 kilómetros cuadrados, lo que le convierte en el segundo más extenso de la isla. Se sitúa a 22 metros sobre el nivel del mar, hasta alcanzar cotas más altas en el interior del municipio, en la Montaña de Sándara (1.583 metros).

El relieve de Mogán se caracteriza por amplias rampas en las que se intercalan profundos barrancos que nacen en el interior de la Isla y se extienden hasta el mar Destacan por su espectacularidad los Barrancos de Veneguera y Mogán, donde se pueden apreciar los paisajes de mayor belleza.

Las playas que se despliegan en la costa de esta localidad costera han integrado varias urbanizaciones turísticas: Arguineguín-Patalavaca, Anfi del Mar, Puerto Rico, Amadores, Tauro, Playa del Cura, Taurito y Puerto de Mogán. En todas ellas destacan instalaciones hoteleras, y restaurantes que las bordean con avenidas y paseos marítimos. Además cuenta con una óptima infraestructura para la práctica del turismo náutico y puertos deportivos. El avistamiento de cetáceos es una de las prácticas más atractivas que ofrece el municipio para los amantes del mar.

El Puerto de Mogán es un barrio marinero que, por su singular enclave y belleza natural, ha dado origen a una de las más bonitas urbanizaciones. Su muelle deportivo es punto de encuentro de numerosos entusiastas de la náutica internacional.

Si se opta por una visita cultural, es recomendable un paseo por las calles del casco antiguo de Mogán donde se puede contemplar la Iglesia de San Antonio de Padua, levantada en el año 1814. En ella se puede admirar un bello artesonado de madera labrada. También cerca del Parque de Nicolás Quesada, en el Rincón de Mima, el visitante puede ver los cinco murales que recogen la vestimenta tradicional canaria. Como curiosidad, en la carretera hacia el Puerto de Mogán se encuentra el Molino Quemado, construido en el siglo XIX y que abasteció de gofio y de harina a toda la comarca. Se trata del molino de viento más grande que existe en la isla y que alcanza los siete metros de altura.

Este municipio cuenta con la presa más grande de la Isla: la Presa de Soria a 18’8 kilómetros del pueblo de Mogán. Su vegetación se conforma, principalmente, por cardonales y tabaibales, plantas endémicas de la Isla, aunque el municipio también posee verdes cumbres con una importante masa de pinar canario, oasis de palmeras canarias y árboles de frutas exóticas.

La Aldea de San Nicolás

La Aldea de San Nicolás cuenta con una extensión de 139 kilómetros cuadrados. Se conforma desde la costa al interior y su altitud es 340 metros sobre el nivel del mar. Está cercada en sus límites norte y este por acantilados y barrancos y se alarga de norte a sur en una irregular franja costera de 33 kilómetros. Se trata de una costa considerablemente accidentada, alta, rocosa de gran belleza y con playas o pequeñas calas que se corresponden con las desembocaduras de barrancos o barranquillos.

Un itinerario por el municipio de La Aldea de San Nicolás permite que el visitante aprecie la arquitectura popular canaria que se despliega en el casco antiguo de la Villa: las casas de piedra y barro, de los siglos XVII y XVIII, y las casas de balcón del siglo XVIII. Ejemplos de ellos son la Casa del Balcón, primera casa del casco urbano, Casas Blancas y Casa del Corredor.

En el municipio es muy popular el Museo Vivo. Se trata de una escenificación de la cultura y tradiciones canarias que se realiza en vivo: la trilla con animales, la elaboración de pan en un horno tradicional, el ordeñe de cabras, la degustación de leche con gofio o la elaboración del queso.

Pero también el legado aborigen es muy importante en La Aldea. En el Complejo Arqueológico de Los Caserones se encontró una rica colección prehispánica de pintaderas e ídolos de barro y piedra que actualmente se conservan en El Museo Canario, en Las Palmas de Gran Canaria.

Es recomendable realizar una visita a las antiguas eras de trillar, a las minas de agua situadas en el Barranco de Tocodomán, a los cuatro molinos harineros de viento y de agua; a los hornos de cal, brea y pan y al alambique para la destilación de ron que funcionó entre 1936 a 1958, en la Playa de La Aldea.

En la Aldea de San Nicolás son curiosos los cultivos aeropónicos (cultivar en el aire tomates y berenjenas), únicos en Europa.

A lo largo de los 33 kilómetros de la costa de La Aldea de San Nicolás se intercalan playas de piedra, pequeñas calas, cuevones, playas de arena negra. En su mayoría son playas poco transitadas que se conservan intactas en un paisaje natural casi virgen.

Destacan la Playa de La Aldea, la más visitada por estar situada en el pueblo, las Playas de Tasarte y Tasartico, y, muy especialmente, las playas de Güi Güi, de gran belleza por el entorno que la envuelve.

Copyright Autos Saray - Todos los derechos reservados. | Condiciones Generales | Aviso Legal | Política de privacidad

Página web realizada por Web Las Palmas